En los años entre 1950 y 1955, William M. Gaines y sus colaboradores dejaron a los aficionados un legado de maravillosas historias de terror, crimen, ciencia-ficción y bélicas. Hablemos sobre ellas.

jueves, agosto 31, 2006

Aprovechando el Blog Day

Por aquello de mantener la coherencia de blog temático de E.C., no me gusta poner links que no estén relacionados con el tema, pero aprovechando el Blog Day, voy a enlazar cinco blogs que leo con asiduidad y que creo que son muy recomendables.

- Yo de ustedes no dejaría de pasarme por Entrecomics, de corta vida por ahora, pero de contenidos más que envidiables. Ya quisiera yo que mis artículos fueran la mitad de interesantes que los que se pueden leer allí.

- Ahora se encuentra en hiato vacacional, pero Es la hora de las Tortas! es uno de los blogs de noticias más recomendables, y con una sección de humor que muchos quisieran para sí, por el mismo artista que nos trae La Mierda Ocurre.

- Un webcomic de terror: Arcane Times. Muy divertido y fenomenalmente dibujado. Más adelante avanza a una historia de terror puro, pero mantiene el nivel. Podemos encontrar más webcomics en buzzComix! o Keenspot.

-
Puedo pasarme horas y horas saltando por las distintas categorías de Papel Continuo. Imprescindible.

- Y David Lafuente, quien se acaba de marcar un tebeo de 24 páginas en 48 horas el solito, con una calidad más que superior, se merece aún más aplausos. ¡Vayan a dárselos!

Y hasta aquí mis recomendaciones, no todas blogs, pero si todas altamente recomendables. Ahora a ver las suyas.

miércoles, agosto 30, 2006

¿Sabías que…? (XII)

¿Sabías que Jack Oleck creó una revista de decoración de interiores?

Aunque entró bastante tarde en la editorial, en torno a 1954, aportó varios guiones para las colecciones de terror y suspense, pero la mayoría de sus historias aparecieron durante la “New Direction”, donde escribe la practica totalidad de los guiones de “Incredible Science-Fiction” y de “Aces High”, además de intervenir en los magazines “Picto-Fiction”.

Posteriormente, Oleck fue el encargado de escribir las adaptaciones novelizadas de los largometrajes basados en historias E.C: “Tales from the Crypt” y “The Vault of Horror”, y, al final de su vida, creo “Interior Decorator”, una revista sobre decoración del hogar.

El afortunado participante que “acertó” la pregunta, que me mande un correo con su dirección postal para poder mandarle el premio. Muchas gracias a todos los que habéis participado y más suerte para el siguiente concurso.

martes, agosto 29, 2006

E.C. como referencia (III): Tom Bagley

Ey, ¿quién dijo que todas las referencias existían en la cultura popular más cercana? La influencia de E.C. llega más lejos que eso, en este caso, hasta Tom Bagley. Ilustrador profesional desde 1988, suele trabajar con la inspiración de comics “pulp” y clásicos, tanto en sus trabajos en solitario como con el grupo profesional “7 Deadly Sinners”. Su trabajo en España se ha podido ver en el libro “Art of Modern Rock: The Poster Explosion”, donde colabora junto con muchos otros artistas.
La referencia en este caso es, de nuevo, a una historia de terror, que precisamente comentábamos hace unos días: “Star Light, Star Bright”, de Johnny Craig. En la ilustración, se repite el punto de vista del desdichado director del sanatorio, rodeado de dementes de mirada perdida, atrapado en el ataúd. El propio autor nos lo explica aquí.

lunes, agosto 28, 2006

I Concurso La Cripta del Terror

¡Sin ningún motivo especial, la Cripta del Terror se enorgullece en presentar su primer concurso sobre conocimiento de la E.C!

La mecánica es la habitual: se trata de responder a la pregunta que se formula abajo. El primero que ponga en los comentarios la respuesta completa y correcta, se llevará para casa una copia de “Totally MAD”, 7 CD con todas las entregas de la revista MAD desde 1952 hasta 1998; incluyendo también extras como entrevistas con los editores, gags animados y muchas más cosas. Para más datos, mirad aquí.

La pregunta es: ¿Qué guionista E.C. creó una revista de decoración de interiores?

La primera persona que conteste con el nombre correcto, tiene en su poder la colección. Si nadie ha contestado para el viernes, el concurso se declara desierto (y ya organizaremos otro si eso.)

Muchas gracias y mucha suerte a todos.

viernes, agosto 25, 2006

Sci-Fi Seeing Ear Theatre: relatos E.C. en audio

En la página web americana del canal de satélite “Sci-Fi” (quienes también publican una recomendable revista en castellano que puede descargarse aquí) hacen adaptaciones de algunos relatos clásicos de las cabeceras de terror en forma de narración teatral. Haciendo un clik aquí, vamos a la página.

Por ahora llevan ocho episodios, alguno de los cuales son básicos dentro de E.C. (“A Little Stranger”, sin ir más lejos, narra el origen de la Vieja Bruja), y aunque ahora se encuentran en parada técnica, anuncian más capítulos próximamente. Aunque los capítulos están en ingles, se pueden entender sin problemas con un mínimo de conocimiento del idioma, las voces son claras y la pronunciación es muy limpia.

Las adaptaciones son bastante libres, y algunos detalles están actualizados, pero el espíritu E.C. esta ahí. Se puede pasar un rato divertido oyendo la estupendamente conseguida voz del Guardián de la Cripta (John Kassir), acompañado por las voces ocasionales de Gena Gershon, Luke Perry, Tim Curry, Oliver Platt o John Ritter.

Y en la página general del “Seeing Ear Theatre” se puede encontrar a Neil Gaiman escribiendo (“Snow Glass Apples” y “Murder Mysteries”), adaptaciones de Clive Barker (“The History of the Devil”) o de J. M. Straczynski (“City of Dreams”), o a Mark Hamill en el papel principal (“Into the Sun”) entre muchas otras curiosidades.

jueves, agosto 24, 2006

Star Light, Star Bright!

(The Vault of Horror #34 / Diciembre 1954 – Enero 1955)
(Guión y dibujos: Johnny Craig)

Seguimos con la semana de Johnny Craig, con una de sus mejores historias, ya colocado como editor de la colección, y así tendremos una muestra de sus guiones, además de la de su arte.

La historia comienza con una página inicial bastante inquietante: un grupo de personajes que se reúnen alrededor de una fosa con un ataúd dentro, pero, lejos de estar abatidos o tristes, estos ríen, señalan con el dedo o descuelgan dentro las piernas. En la segunda página nos dan la explicación para esto: se trata de un sanatorio mental… ¡donde a los dementes se les premia con asistencia a los funerales! Craig presenta una idea muy radical, sorprende al lector con un concepto prácticamente obsceno, que repugna y asusta, tanto al lector como al protagonista, el nuevo director del hospital. Y aún más cuando este se entera de que a su fenecido predecesor era a quien estaban enterrando… y que fue asesinado por los internos.
Plantadas las bases, Craig empieza la historia: el abatido director se tiende, y es secuestrado por los internos, deseosos de repetir uno de los funerales que tanto les gustan. El punto fuerte de la historia está en darle al lector el mismo punto de vista fijo que tiene el retenido director, a través de un agujero en su ataúd. Vemos desfilar a todos los internos, vemos el cielo, y, por último, sentimos la tierra en la cara.
Al final, se juega con la ambigüedad de la posibilidad de que sea un sueño, dejando al lector con un sentimiento de inseguridad en el cuerpo. A mi juicio, una de las historias que contribuyen a la mítica de la editorial. Saquen sus conclusiones leyendo la historia, que podemos descargar y leer (en castellano) aquí. O leerla en el “Clásicos del Terror nº 9”. ¡Que aproveche!

miércoles, agosto 23, 2006

¿Sabías que...? (XI)

¿Sabías que Johnny Craig se disfrazó de los tres anfitriones del terror?

Pues sí, el respetable artista del post de ayer fue convencido para posar como el Guardián de la Cripta, el Guardián de la Cámara y la Vieja Bruja, en tres fotos “dedicadas” que eran enviadas a los fans que las solicitaran. En las tres fotos, el maquillaje corrió a cargo de Al Feldstein. La idea original de las fotos fue de Paul Kast, un becario de E.C. con el que Gaines compartió los beneficios de esta idea, pudiendose pagar con ellos los estudios de derecho.

martes, agosto 22, 2006

Johnny Craig: el artista metódico

Irónicamente, a Craig no le gustaba dibujar tebeos de terror o “gore”, pero se convirtió en uno de los principales dibujantes de la editorial, por su personal estilo y su perfecta narrativa. Fue el dibujante principal de “The Vault of Horror”, considerada por muchos la hermana fea de las tres revistas de terror, pero Craig supo darle vida como dibujante y guionista de la historia principal.

Nacido en 1926, se metió en el mundo del comic en 1940. Trabajaba en un kiosco, leyendo comics en las horas muertas, hasta que el hijo del dueño le puso en contacto con Harry Lampert, compañero de Max C. Gaines en “All-American Comics”; su trabajo de asistente (borrar el lápiz, rotular, hacer las viñetas, rellenar los negros) le permitía, eventualmente, entintar a Lampert. En 1941, Lampert es llamado a filas, y el destino de Craig para a manos de Sheldon Mayer, editor jefe de “All-American”, para que no se quedara en paro. Es en este momento cuando, bajo la tutela de Mayer, Craig pasa de ser un asistente a dibujar algunas historias, siempre corregidas posteriormente, recibiendo consejos y ánimos: “Pronto serás tan bueno que tendrás tus propias historias”, solía animarle Mayer.

Pero esto no llega a suceder, ya que en 1943, es llamado a entrar en el servicio militar, hasta 1946, cuando se une a la “Educational Comics” de Max Gaines, como rotulador, cartelista y corrector; y el resto de la historia es más conocido. Gaines, junto con Feldstein y, en menor medida, Craig, formarón el “núcleo duro” del cambio hacia “Entertaining Comics”. Craig trabajó en “Moon Girl” y sus derivados, escribiendo y dibujando en solitario o con ayuda de Feldstein, además de colaborar para otras editoriales como “A.C.G.”, “Fox” y “Lev Gleason”, pero siempre consideró E.C. como su hogar.

Su labor en la editorial se centró, como hemos mencionado antes, en la colección “The Vault of Horror”, como guionista, dibujante y portadista, y, en la última etapa de la cabecera, como editor. También hizo historias y portadas para las colecciones de suspense, sobre todo “Crime Suspenstories”, pero tuvo que abandonar esta cuando fue nombrado editor. “Jack (Davis) es nuestro dibujante más rápido y Johnny (Craig) es el más lento”, solía decir Gaines. Craig era terriblemente puntilloso con su trabajo, de linea clara y elegante, y no era capaz de hacer más de una o dos historias al mes. Su dibujo era pulcro hasta el extremo, lo que en principio podía ser chocante para un dibujante de terror, y más si lo comparamos con los dibujantes principales de las otras dos colecciones de terror: Jack Davis y “Gasthly” Ingels; quizás por eso sus historias de terror se caracterizan por ser menos “visuales” que las de sus compañeros: prefería insinuar a mostrar abiertamente.

En los últimos números, coincidiendo con su entrada como editor de la serie, le dio al “Vault Keeper” una compañera silenciosa, que aparecía junto a él al comienzo de sus historias: Drusilla. A Craig le preguntaron si era para corregir la impresión de que el “Vault Keeper” fuera confundido con una mujer, pero él contesto que “únicamente me apetecía dibujar chicas guapas en la primera página.”

Craig explicaba su lentitud de está manera: “Nunca recibí clases de arte de forma regular. Yo aprendí a dibujar por el método de ensayo y error, y continúo trabajando de la misma manera: nunca quedo satisfecho con la primera versión, ni con la segunda, y muchas veces, tampoco con la tercera. Voy dibujando y corrigiendo hasta que las cosas se acercan a lo que realmente me gustaría… y normalmente no termino de sacarlo, pero tengo que entregar algo.” Esta situación era frustrante para Craig y para la E.C., pero a los fans les encantaba, sobre todo las portadas. Gaines decía: “Craig hizo las mejores portadas de nuestras colecciones, incluyendo la única portada de las historia de los comics que provocó un juicio frente al senado de los Estados Unidos.”

Cuando E.C. se quedó solo con MAD, Craig se fue, tras algunos trabajos en la “New Direction” y en los “Picto-Fiction”, como artista freelance, trabajando en algunas editoriales menores, hasta que Archie Goodwin lo llamó para trabajar para la editorial Warren, donde firmó con el seudónimo “Jay Taycee”, derivado de la pronunciación de las iniciales de su nombre completo: John Thomas Alexis Craig. También trabajó para las dos grandes, Marvel y DC, pero ninguna de las partes acabaron satisfechas: Craig no podía cumplir las fechas de entrega y a ellos no les encajaba su estilo de dibujo, lo que les llevó a retocar en muchas ocasiones sus páginas.

A principios de los 80, Craig se hace un lado en el mundo profesional, y se dedica a hacer encargos, la mayoría consistentes en recreaciones de las portadas que le hicieron famoso en E.C. o de escenas nuevas incluyendo a los anfitriones de terror y a Drusilla. La única condición era que no podía haber fechas límite: el trabajo se terminaría cuando estuviera acabado.

Falleció en 2001, dejando tras de sí casi 150 magníficas historias, y es uno de los más míticos dibujantes de E.C. Nada mal para un hombre que admitía no gustarle en absoluto el género de terror.

lunes, agosto 21, 2006

E.C. como referencia (II): Bart Simpson´s Treehouse of Horror

Siguiendo con nuestra particular búsqueda de “inspiraciones” de E.C., les llega el turno a los vecinos de Springfield, quienes desde hace muchos años han demostrado ser un fiel reflejo de la sociedad norteamericana y, por tanto, se puede ver a lo largo de la serie referencias a muchos de los iconos americanos.

En este caso, el homenaje no se dio en la serie televisiva, sino en el producto derivado: los tebeos. Al existir una línea de los mismos dedicada a las historias de terror (“Bart Simpson´s Treehouse of Horror”), no era de extrañar que los tebeos de terror E.C. aparecieran por sus páginas. Y de hecho, aparecieron en múltiples ocasiones: la primera, en el número 5 (Septiembre 1999) de la colección, encontramos en portada a los autores del tebeo retratados en los reconocibles círculos en la parte izquierda de la portada, donde aparecían los anfitriones de las cabeceras de terror.

Pero es el número 11 (Septiembre 2005) donde las referencias a E.C. son más patentes, empezando por la portada, homenaje a una de Jack Davis para “Tales from the Crypt”.

Este número contaba con la colaboración de John Severin, Al Williamson y Angelo Torres, que se ocupaban de la parte gráfica de la historia “Two Tickets to Heck”, en la que se hacen referencias continuas a las colecciones de terror, pero también a las de crimen, ciencia ficción y bélicas. La historia se divide en cuatro, cada una de ellas con una de las temáticas de E.C., con la aparición de los “Ghoulunatics”, de Bill Gaines y de otros artistas E.C. que Severin retrató para la ocasión.

El comic, o al menos, la parte de la historia que nos concierne (se quedan fuera, pero estaban también en este comic. “The Sub-Basement of Drácula”, con Wolfman y Colan; y “Squish Thing”, con Wein y Wrightson), la podemos descargar y leer aquí. Y quiero recordar que si alguien conoce alguna referencia E.C., puede compartirla.

viernes, agosto 18, 2006

Hail and Heart-y!

(Crime SuspenStories #15 / Febrero - Marzo 1953)
(Guión: Bill Gaines – Al Feldstein / Dibujo: Graham Ingels)

Saludamos desde la Cripta del Terror a uno de los más míticos artistas de la editorial: “Gasthly” Ingles. Sus dibujos “sucios”, salpicados de detalles escabrosos, sus rostros malvados y deformados, y, sobre todo, la visión de la Vieja Bruja quedó en las retinas de la siguiente generación de dibujantes de terror: sin ir más lejos, Berni Wrightson se reconocía muy influenciado por él.

Algunos se extrañarán de ver una historia con la Vieja Bruja de anfitriona en la colección de “Crime Suspenstories”. No era tan raro: Ingels dibujó episodios de “The Witch's Cauldron” en la colección de crimen durante muchos números, hasta que se decidió que solo apareciese en las colecciones de terror.

La historia comienza con la consabida parrafada de la Bruja, que sostiene correas de los protagonistas de la historia, con el marido animalizado en forma de rata, dándole la condición que luego veremos en la historia: él es un tipo repugnante, incapaz de hacer nada por ayudar a su mujer, excusándose en una dolencia cardiaca; aquí es donde el dibujo de “Gasthly” tiene su máximo exponente: el protagonista es odioso, ya lo sabemos, pero Ingles es capaz de conseguir que, además, sea visiblemente repugnante, con su sonrisa perlada de dientes de oro, a los que luego se hará referencia.

Cuando la mujer se entera de que la enferma del corazón es ella, y no su marido, le invade la cólera y se “ocupa” de él; mientras esparce cenizas en la acera, un vecino encuentra entre ellas uno de los dientes de oro, haciendo patente el crimen, mientras la señora se jacta de que su marido por fin esta siendo útil.

La historia termina con la Vieja Bruja de nuevo, y con un juego de palabras: nos cita para el siguiente número de la colección para luego decir “till then. 'bye… E.C., that is!”: “bye” se entiende como adiós, claro, pero también se puede pronunciar como “buy”, comprar, con lo cual “hasta entonces, comprad… ¡E.C., eso es!”. La auto publicidad era algo muy habitual dentro de estos comics. Lástima que se pierdan con la traducción tantos juegos de palabras, aunque la traducción de Planeta no sea mala en absoluto.

La historia se puede leer en “Clásicos del Suspense nº 3” o aquí en su ingles original.

miércoles, agosto 16, 2006

E.C. como referencia (I): La Mierda Ocurre

Comenzamos la sección; si has llegado hasta aquí directamente, puede que te interese leer el post anterior. La primera referencia que presentamos es del webcomic La Mierda Ocurre.

Realizada por el estupendo dibujante, mejor persona y fantástico amigo Javi Garrón, La Mierda Ocurre es el relato de supervivencia del estudiante universitario medio, con los problemas del piso, los compañeros, los exámenes, los amigos y “amigos”… todo con un toque de humor surrealista delirante y un estilo de dibujo que muchos quisieran para sí. Antes de que lo contrate Marvel o DC, lee la Mierda y podrás decir luego eso de “Si, yo lo sigo desde que hacía tiras en internet, antes de que se vendiese al capital…”

En la imagen, Javi caracterizado como el Guardián de la Cripta (o una mezcla entre el Guardián y el Tío Creepy) realiza el saludo habitual del mismo, con el que empezaban muchos de los tebeos de E.C: “Bienvenido, incauto lector…”. La tira en cuestión se puede leer completa aquí; y tiene más gracia aún si se lee desde el principio.

E.C. como referencia

Comenzamos hoy, después del largo puente, una nueva sección, con la particularidad de que esta contará en gran medida con el apoyo de vosotros los lectores.

Se ha dicho muchas veces que E.C. fue la creadora de los comics modernos, extendiendo su influencia incluso tras su “defunción” a causa del Comics Code, no solo entre las editoriales clásicas y modernas, sino más allá, incluso en la literatura (justo cambio, ya que de muchos autores literarios, E.C. también había cogido referencia). Esta nueva sección tratará de hacer constar que, efectivamente, así fue, ofreciendo ejemplos de comics, extractos de libros, de tiras cómicas, etc… en las que de un modo, directo o indirecto, se encuentre la influencia de E.C. y sus diferentes géneros.

Yo tengo preparado algunos ya, pero me gustaría que todos pudiéramos colaborar en esta sección (por supuesto, con su trabajo reconocido) para hacerla lo más rica posible. Podéis poner sugerencias en los comentarios, o bien enviarlas por mail (la dirección está fija en la barra lateral, tras los links, junto a la sindicación).

Empezaré yo esta tarde con la primera referencia, para animar un poco la participación. Espero que entre todos podamos hacer de esté un blog mejor (y menos aburrido, pero me temo que de milagros andamos cortos.)

Muchas gracias a todos por adelantado.

viernes, agosto 11, 2006

¿Sabías que...? (X)

¿Sabías que Johnny Craig necesitaba ayuda para terminar a tiempo los dibujos?

Era un autor exquisito, pero muy exigente con su obra. Las fechas de entrega se le echaban encima. Si bien Davis o Kamen podían hacer páginas y páginas al mes, Craig hacía una o dos historias como máximo. En algunos casos, recibía ayuda de Al Feldstein, como en la portada de la colección “Blackstone”, firmada con el acrónimo “F. C. Aljohn”, mezcla de los nombres y apellidos de ambos.

jueves, agosto 10, 2006

Harvey Kurtzman, padrino del Underground (y II)

Tras su marcha de E.C., Kurtzman hace limpieza entre el staff, y se lleva a algunos de los más exitosos colaboradores de MAD: Jack Davis, Bill Elder, Wally Wood, Al Jaffe y Arnold Roth. En enero del 57, Harvey une esfuerzos con Hugh Hefner, cabeza del imperio Playboy, para un magazine cómico del mismo corte de MAD: “Trump”, de solo dos números de duración.

Tras el fracaso, Kurtzman y sus muchachos ponen ahora sus esfuerzos en su propia revista: “Humbug”, que debuta como un comic-book en blanco y negro, pero con grandes bloques de texto, al estilo de la Picto-fiction de E.C. Tras 11 números y un intento de cambio de formato, también esta empresa fracasa, a causa de una pésima distribución y un formato poco adecuado.

Pero Kurtzman era, para si mismo y para muchos, una estrella. Esto le lleva a coger aire y de nuevo lanzarse a la aventura de un nuevo magazine: “Help!”, editado por James Warren, conocido por sus revisiones de los comics de E.C. de terror: Creepy, Eerie y Vampirela. Apoyado básicamente en los fotomontajes, trozos de películas clásicas o de shows de televisión sacados de contexto y apoyados mediante “bocadillos” de texto. En esta ocasión, y con colaboradores de lujo, Kurtzman si consigue sacar adelante su proyecto. Durante cinco años, desde agosto de 1960 a septiembre de 1965, y durante 26 números, cuenta con humoristas como Jerry Lewis, Jackie Gleason, Terry Gilliam o John Cleese; escritores como Woody Allen, Arnold Roth, Arthur C. Clarke, Ray Bradbury y dibujantes como Jack Davis, John Severin, Al Jaffee y su inseparable Bill Elder, con el que crea, en estas páginas a Goodman Beaver, un chaval un poco atolondrado que se ve envuelto con personajes como Superman, Hugh Hefner o Tarzan, además de muchas otras aventuras en la cultura pop americana de los 60. La famosa historia "Goodman meets Playboy" la podemos leer completa aquí.









En esta revista es donde encontramos la relación entre Harvey Kurtzman y el underground: entre los desconocidos que tuvieron su primera oportunidad de publicación en esta cabecera tenemos a Skip Williamson, Dennis Ellefson, Don Edwing, Stew Schwartzberg, Gilbert Shelton, Jay Lynch, Jim Jones, Hank Hinton, Robert Crumb o Joel Beck; muchos de ellos se reconocían muy influenciados por el MAD de Kurtzman, quien les pagaba la exquisita suma de 5 $ por trabajo publicado.

“Help!” desaparece en 1965, dando rienda suelta a estos autores para los primeros comics underground (la primera entrega de “Zap Comix” tiene fecha de 1967). Sobre la razon del cierre de una revista a la que le quedaba mucha vida por delante es incierta: algunas fuentes (maliciosas) dicen que era porque Kurtzman ya no quería ganar más dinero, o que no podía o no quería trabajar más de tres años seguidos en la misma revista. Pero la teoría más plausible es la de que se encontraba más a gusto con su otro trabajo: Little Annie Fannie.

Hefner, astuto hombre de negocios, nunca había perdido el contacto con Kurtzman, a quien consideraba un genio. Las colaboraciones para Playboy eran habituales, hasta que le propuso una tira regular. Kurtzman se trae a su amigo Will Elder como dibujante, y juntos crean a un personaje mítico de los comics USA. Parodiando sin disimulo a Little Orphan Annie, la Annie de Playboy es una versión femenina del personaje de Goodman Beaver, de los mismos autores: cándida, inocente y explorando la cultura popular norteamericana de forma divertida. Trabajaron juntos (con ayudantes de la talla de Jack Davis, Frank Frazetta, Russ Heath, Al Jaffee, Arnold Roth o Larry Siegel) en esta serie desde 1962 hasta 1988, cuando Kurtzman consideró que ya no podía estirar más la historia. Podemos leer aquí algunas páginas, parodiando a 007.

Hasta su muerte en 1993, y mientras trabajaba para Playboy, Kurtzman volvió a MAD para colaboraciones diversas, y realizó muchas páginas en comics underground, antologías, una historia visual del comic (“From Aargh! to Zap”), y en la breve segunda época de “Two-Fisted” Tales para Dark Horse.

Sus múltiples etapas de trabajos están recopiladas en diferentes formatos. Era uno de los más grandes autores de comic que existieron, y su influencia se extiende todavía en muchos de los autores jóvenes.

miércoles, agosto 09, 2006

Harvey Kurtzman, padrino del Underground (I)

Kurtzman fue uno de los más precoces dibujantes de E.C. Su carrera artística comienza en la acera de su barrio, donde dibujaba con tiza una tira de periodicidad regular llamada “Ikey and Mikey”. A los 18 años entra a trabajar en la industria, para el editor Lou Ferstadt, en editoriales menores como “Prize” o “Ace”. Tras un tiempo haciendo labores como rellenar los espacios negros o borrar los lápices, su primer trabajo completo es una portada de “Super-Mistery Comics” (volumen 3, número 3) y la historieta interior “Mr. Risk”. En aquella época, también trabajará para Quality Comics en las tiras “Bill the Magnificent” yFlatfoot Burns”, hasta que es llamado a filas en 1943. Durante esos años, realiza algún trabajo esporádico para la editorial Contac Comics con la tira “Black Venus”, su primer trabajo de corte bélico.

Tras el servicio militar, encuentra trabajo para Stan Lee en Timely (ahora Marvel), como autor completo de la tira cómica “Hey Look!”, entregando una a la semana durante tres años, desde 1946 a 1949. Por estas fechas, hace su primer intento serio de crear su propio estudio de trabajo, acompañado de sus compañeros en la escuela de arte, Charles Stern y Bill Elder.










En 1949, entra por primera vez en las oficinas de E.C. con su portafolio bajo el brazo, y se crea una complicidad entre él y Gaines, quien disfruta mucho con el humor que destilan los dibujos de Kurtzman. Una vez contratado, empieza a trabajar en los títulos de horror y ciencia-ficción, haciendo historias y portadas. Si bien su trabajo en los títulos de horror no pasa de ser una mera curiosidad, con apenas un par de historias simplemente decentes, en las colecciones de ciencia-ficción si hizo un muy buen trabajo, con muchas historias muy divertidas y delirantes, muy en la línea que después seguiría en las publicaciones humorísticas. Poco después ya pasó a editar las colecciones bélicas, “Two-Fisted Tales” y “Frontline Combat”, de los que ya hablamos aquí. Su trabajo de editor se extendía también a ser guionista de todas las historias, a hacer múltiples portadas y a abocetar todas las historias. Abajo tenemos un ejemplo de cómo John Severin interpreta la página inicial de “Grant!”, publicada en “Two-Fisted Tales #31” (Enero-Febrero 1953).


De aquellas historias, Kurtman dijo: “Quiero que las historias de guerra tengan algún propósito. Quiero hacer historias que muestren que todas las personas son iguales, que todos los soldados tienen los mismos problemas, no importa en que bando luchen.”

Por motivos económicos, ya que acababa de tener otro hijo, Kurtzman pidió a Gaines otra revista para editar. Pero existían problemas con los títulos bélicos: a la caída de ventas provocada por el menor interés en este tipo de historias tras el fin de la guerra de Corea, se juntaba el problema de que Kurtzman no era un buen editor: a causa del extremo celo con que las dirigía, sus colecciones entraban con retraso en la imprenta mes tras mes. Le propone entonces una colección de humor, y así nace MAD, puro espíritu Kurtzman.

Existen polémicas sobre a que parte se le ocurrió el título “MAD”. Tanto Gaines como Kurtzman, en posteriores entrevistas, han reclamado la titularidad del nombre como suya. Lo que si es seguro es que el subtítulo “Humor in a jugular vein” es una idea propuesta por Jhonny Craig. MAD comienza como una revista con historias breves del mismo genero y por los mismos autores que las colecciones clásicas de la casa: horror (Jack Davis), ci-fi (Wally Wood), crimen (Bill Elder) y Oeste (John Severin). Tras tres números publicados perdiendo dinero, en el número 4 se publica “Superduperman”, parodia de Superman por parte de Wood; convirtiéndose en el primer número con ventas positivas. Este será, hasta nuestros días, el espíritu de MAD: parodiar la cultura popular estadounidense. En el número 24, por razones ya explicadas, MAD pasa a su formato Magazine.

Por culpa de problemas con las fechas de entrega (muchas veces porque Kurtzman hace que las páginas ya terminadas se redibujen una y otra vez), y por las continuas peticiones de Kurtman a Gaines de un aumento de presupuesto para la revista (recordemos que en esos momentos, E.C. se va a pique por las razones ya conocidas), las relaciones entre ambos se van enfriando, hasta llegar al “Fateful Friday”. Por medio de su mano derecha, Harry Chester, Kurtzman le pide a Gaines el 51 % del magazine o se marcha a pastos más verdes. Gaines se pone en contacto por teléfono con Kurtzman inmediatamente para confirmarlo, concluyendo la conversación con la inevitable marcha de Kurtzman de E.C.

martes, agosto 08, 2006

Rubble!

(Two-fisted Tales nº24 / Noviembre - Diciembre 1951)
(Guión y dibujos: Harvey Kurtzman)

Por primera vez, analizamos una de las historias bélicas / antibélicas de Kurtzman. Como en casi todas las ocasiones, se desarrolla durante la guerra de Corea, con especial atención a los civiles: en seis páginas de historia, la guerra solo aparece específicamente en tres de ellas, dejando el resto para narrar la historia de un campesino coreano con un sueño y de como la guerra se lo arrebata.

La narrativa de Kurtzman es muy básica, pero funciona bien engrasada con el desarrollo de los acontecimientos. Páginas enteras para presentar las escenas de tanques, muchas viñetas con largos monólogos del protagonista para desarrollar sus motivaciones: la del campesino es la única voz que se “escucha” a lo largo de la historia. El dibujo no tiene nada que envidiar de otros compañeros como Davis o Severin.

El final de la historia es brutal: se va acercando desde que se acaba la página cinco, pero no concluye hasta que no deja ese regusto amargo de la futilidad de la lucha armada.

La historia la podemos leer (y merece ser leída completa) en el “Clásicos Bélicos” nº 2, o por vía electrónica aquí. Una de los más recomendables relatos bélicos que encontraremos en cómic.

viernes, agosto 04, 2006

¿Sabías que...? (IX)

¿Sabías que Bill Gaines fue el primer editor en permitir que los dibujantes firmaran sus historietas?

Hasta entonces, los dibujantes permanecían anónimos, haciendo cientos y cientos de páginas sin que se les pudiera reconocer más que por un ligero estilo. Entre otras cosas, equiparó el salario de los guionistas con el de los dibujantes, se llevaba frecuentemente a comer a todo el “E.C. staff” a un restaurante en Little Italy, y organizó excursiones y viajes de empresa para sus dibujantes de MAD. A cambio, pedía la propiedad de los dibujos que se realizarán para sus revistas.

martes, agosto 01, 2006

“Squa Tront”, el fanzine E.C. por excelencia.

No se si se ha llegado a mencionar por aquí alguna vez, pero la editorial E.C. fue la primera en tener un fandom organizado. Desde 1967 hasta 1983 salieron 9 números de la revista “Squa Tront”, llevados a cabo por Jerry Weist, y fue retomada por la editorial Fantagraphics en 1999, con el editor John Benson.

¿Qué tenía este fanzine que no tuvieran otros? Prácticamente, tenían línea directa con la editorial. En cada número ofrecían entrevistas, ilustraciones exclusivas (de portada y contraportada), historias no publicadas…, ademas de contar con los nuevos talentos de los 70: Bernie Wrightson, Michael Kaluta, Vaughn Bodé o Richard Corben, entre otros. En algunos casos, se dedicaba la mayor parte del fanzine a un solo autor. Estas revistas, sobretodo las más antiguas, son, actualmente, objeto de coleccionista, llegando a alcanzar precios bastante exorbitantes por Internet.

El nombre viene de la expresión que aparecía en boca de muchos de los “aliens” de las colecciones de ciencia ficción. La otra, “Spa Fon”, también se convirtió en un fanzine de E.C., aunque con mucha menos presencia que el que nos ocupa. Este lenguaje se volvió, con el tiempo, recurrente en la ciencia ficción y con inevitables parodias.

Después de muchas tardes delante del Google, les dejo con la galería completa de portadas de la histórica cabecera. Muchas son revisiones pintadas de portadas o personajes clásicos de la editorial, reinterpretadas por los autores originales.

Squa Tront #1 (Portada de un tal Hill, imitando a Wally Wood.)

Squa Tront #2 (Portada de Al Willianson.)

Squa Tront #3 (Portada de Al Feldstein, revisión de Weird Science-Fantasy #24, con ligeras variaciones.)

Squa Tront #4 (Portada: desconocido.)

Squa Tront #5 (Portada de Johnny Craig.)

Squa Tront #6 (Portada de Bernie Krigstein, detalle de la página inicial de "The Pit!", en "The Vault of Horror" #40.)

Squa Tront #7 (Portada: Desconocido.)

Squa Tront #8 (Portada de Jack Davis, reproducción de una lámina que le regaló el autor a Bill Gaines, y que estuvo colgada en su despacho hasta su muerte.)

Squa Tront #9 (Portada de Johnny Craig.)

Squa Tront #10 (Portada de Al Feldstein, revision de Weird Fantasy #11)

Squa Tront #11 (Portada de John Severin, procedente de una ilustración de la serie que realizó para Marvel "King Kull".)