En los años entre 1950 y 1955, William M. Gaines y sus colaboradores dejaron a los aficionados un legado de maravillosas historias de terror, crimen, ciencia-ficción y bélicas. Hablemos sobre ellas.

martes, agosto 22, 2006

Johnny Craig: el artista metódico

Irónicamente, a Craig no le gustaba dibujar tebeos de terror o “gore”, pero se convirtió en uno de los principales dibujantes de la editorial, por su personal estilo y su perfecta narrativa. Fue el dibujante principal de “The Vault of Horror”, considerada por muchos la hermana fea de las tres revistas de terror, pero Craig supo darle vida como dibujante y guionista de la historia principal.

Nacido en 1926, se metió en el mundo del comic en 1940. Trabajaba en un kiosco, leyendo comics en las horas muertas, hasta que el hijo del dueño le puso en contacto con Harry Lampert, compañero de Max C. Gaines en “All-American Comics”; su trabajo de asistente (borrar el lápiz, rotular, hacer las viñetas, rellenar los negros) le permitía, eventualmente, entintar a Lampert. En 1941, Lampert es llamado a filas, y el destino de Craig para a manos de Sheldon Mayer, editor jefe de “All-American”, para que no se quedara en paro. Es en este momento cuando, bajo la tutela de Mayer, Craig pasa de ser un asistente a dibujar algunas historias, siempre corregidas posteriormente, recibiendo consejos y ánimos: “Pronto serás tan bueno que tendrás tus propias historias”, solía animarle Mayer.

Pero esto no llega a suceder, ya que en 1943, es llamado a entrar en el servicio militar, hasta 1946, cuando se une a la “Educational Comics” de Max Gaines, como rotulador, cartelista y corrector; y el resto de la historia es más conocido. Gaines, junto con Feldstein y, en menor medida, Craig, formarón el “núcleo duro” del cambio hacia “Entertaining Comics”. Craig trabajó en “Moon Girl” y sus derivados, escribiendo y dibujando en solitario o con ayuda de Feldstein, además de colaborar para otras editoriales como “A.C.G.”, “Fox” y “Lev Gleason”, pero siempre consideró E.C. como su hogar.

Su labor en la editorial se centró, como hemos mencionado antes, en la colección “The Vault of Horror”, como guionista, dibujante y portadista, y, en la última etapa de la cabecera, como editor. También hizo historias y portadas para las colecciones de suspense, sobre todo “Crime Suspenstories”, pero tuvo que abandonar esta cuando fue nombrado editor. “Jack (Davis) es nuestro dibujante más rápido y Johnny (Craig) es el más lento”, solía decir Gaines. Craig era terriblemente puntilloso con su trabajo, de linea clara y elegante, y no era capaz de hacer más de una o dos historias al mes. Su dibujo era pulcro hasta el extremo, lo que en principio podía ser chocante para un dibujante de terror, y más si lo comparamos con los dibujantes principales de las otras dos colecciones de terror: Jack Davis y “Gasthly” Ingels; quizás por eso sus historias de terror se caracterizan por ser menos “visuales” que las de sus compañeros: prefería insinuar a mostrar abiertamente.

En los últimos números, coincidiendo con su entrada como editor de la serie, le dio al “Vault Keeper” una compañera silenciosa, que aparecía junto a él al comienzo de sus historias: Drusilla. A Craig le preguntaron si era para corregir la impresión de que el “Vault Keeper” fuera confundido con una mujer, pero él contesto que “únicamente me apetecía dibujar chicas guapas en la primera página.”

Craig explicaba su lentitud de está manera: “Nunca recibí clases de arte de forma regular. Yo aprendí a dibujar por el método de ensayo y error, y continúo trabajando de la misma manera: nunca quedo satisfecho con la primera versión, ni con la segunda, y muchas veces, tampoco con la tercera. Voy dibujando y corrigiendo hasta que las cosas se acercan a lo que realmente me gustaría… y normalmente no termino de sacarlo, pero tengo que entregar algo.” Esta situación era frustrante para Craig y para la E.C., pero a los fans les encantaba, sobre todo las portadas. Gaines decía: “Craig hizo las mejores portadas de nuestras colecciones, incluyendo la única portada de las historia de los comics que provocó un juicio frente al senado de los Estados Unidos.”

Cuando E.C. se quedó solo con MAD, Craig se fue, tras algunos trabajos en la “New Direction” y en los “Picto-Fiction”, como artista freelance, trabajando en algunas editoriales menores, hasta que Archie Goodwin lo llamó para trabajar para la editorial Warren, donde firmó con el seudónimo “Jay Taycee”, derivado de la pronunciación de las iniciales de su nombre completo: John Thomas Alexis Craig. También trabajó para las dos grandes, Marvel y DC, pero ninguna de las partes acabaron satisfechas: Craig no podía cumplir las fechas de entrega y a ellos no les encajaba su estilo de dibujo, lo que les llevó a retocar en muchas ocasiones sus páginas.

A principios de los 80, Craig se hace un lado en el mundo profesional, y se dedica a hacer encargos, la mayoría consistentes en recreaciones de las portadas que le hicieron famoso en E.C. o de escenas nuevas incluyendo a los anfitriones de terror y a Drusilla. La única condición era que no podía haber fechas límite: el trabajo se terminaría cuando estuviera acabado.

Falleció en 2001, dejando tras de sí casi 150 magníficas historias, y es uno de los más míticos dibujantes de E.C. Nada mal para un hombre que admitía no gustarle en absoluto el género de terror.

4 Comments:

Anonymous Alfred said...

Recuerdo que cuando andaba leyendo los pocos cómics de la E.C. que llevo leídos hasta ahora, me llamó la atención que Craig fuera el único, o casi, que además de dibujar guionizaba sus historietas, lo cual, imagino, también influiría en su lentitud. Y sí que es verdad, ahora que usted lo dice, que quizá sus historias se centraran más en un terror que podríamos denominar psicológico, basado más en la estremecedora idea tras el relato, que en lo espeluznante de sus propias imágenes. Tal vez por ello la mayoría de sus guiones me parecieran algo más originales que los de Gaines y Feldstein, quienes tiraban más de tópicos y figuras conocidas dentro del género, aunque siempre intentaran buscarles, claro, una nueva vuelta de tuerca. En fin, esa fue mi impresión; no sé cómo lo verá usted, que ha leido muchos más de estos tebeos que yo.

¿Se sabe, a todo esto, quién es quién en esa foto que acompaña al texto?

Un saludo.

6:49 p. m.  
Blogger Luis Torres said...

Para el post he estado repasando los tomos de "Vault of Horror" y, efectivamente, Craig sabe darle a las historias un puntillo de originalidad más allá de la vuelta de tuerca a la historia clásica y manida.

Recuerdo especialmente la historia de un recien llegado director de psiquiatrico en el que a los dementes se les premia con asistencia a funerales, que comentaré , si nada falla, pasado mañana.

Y los de la foto son, de izquierda a derecha, Craig, Feldstein y Gaines. Perdon por la falta del dato, creía que por eliminación se supondría quien es quien.

7:25 p. m.  
Anonymous Ratonero Gris said...

Sólo hacía falta buscar a aquel que mas se pareciera a los personajes que Craig dibujaba, no creeis? Es algo que suele pasar, inconscientemente dibujas lo que tienes mas a mano...

11:24 a. m.  
Blogger Luis Torres said...

Si que es cierto; Muchos de los protas de Craig son muy parecidos a él. Curiosa apreciación, Ratonero Gris.

12:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home