En los años entre 1950 y 1955, William M. Gaines y sus colaboradores dejaron a los aficionados un legado de maravillosas historias de terror, crimen, ciencia-ficción y bélicas. Hablemos sobre ellas.

jueves, agosto 24, 2006

Star Light, Star Bright!

(The Vault of Horror #34 / Diciembre 1954 – Enero 1955)
(Guión y dibujos: Johnny Craig)

Seguimos con la semana de Johnny Craig, con una de sus mejores historias, ya colocado como editor de la colección, y así tendremos una muestra de sus guiones, además de la de su arte.

La historia comienza con una página inicial bastante inquietante: un grupo de personajes que se reúnen alrededor de una fosa con un ataúd dentro, pero, lejos de estar abatidos o tristes, estos ríen, señalan con el dedo o descuelgan dentro las piernas. En la segunda página nos dan la explicación para esto: se trata de un sanatorio mental… ¡donde a los dementes se les premia con asistencia a los funerales! Craig presenta una idea muy radical, sorprende al lector con un concepto prácticamente obsceno, que repugna y asusta, tanto al lector como al protagonista, el nuevo director del hospital. Y aún más cuando este se entera de que a su fenecido predecesor era a quien estaban enterrando… y que fue asesinado por los internos.
Plantadas las bases, Craig empieza la historia: el abatido director se tiende, y es secuestrado por los internos, deseosos de repetir uno de los funerales que tanto les gustan. El punto fuerte de la historia está en darle al lector el mismo punto de vista fijo que tiene el retenido director, a través de un agujero en su ataúd. Vemos desfilar a todos los internos, vemos el cielo, y, por último, sentimos la tierra en la cara.
Al final, se juega con la ambigüedad de la posibilidad de que sea un sueño, dejando al lector con un sentimiento de inseguridad en el cuerpo. A mi juicio, una de las historias que contribuyen a la mítica de la editorial. Saquen sus conclusiones leyendo la historia, que podemos descargar y leer (en castellano) aquí. O leerla en el “Clásicos del Terror nº 9”. ¡Que aproveche!